sábado, junio 15

Alrededor de 100 personas mueren después de un bombardeo de la junta militar de Myanmar en un pueblo

(CNN)– Más de 100 personas, incluidas mujeres y niños, han muerto después de que la junta militar de Myanmar bombardeara el ayuntamiento de Kant Balu en la región de Sagaing, siguiendo al gobierno a la sombra de la administración rebelde.

El ataque provocó “la pérdida de décadas de civiles inocentes y víctimas de muchos más, incluidos niños y mujeres avergonzados”, dijo el Ministerio de Trabajo del Gobierno de Unidad Nacional (NUG) en un comunicado, describiéndolo como un “acto atroz” que constituye “un crimen de guerra”.

El medio de comunicación The Irrawaddy informó que un avión de la junta disparó bombas y desapareció contra el pueblo mientras la gente se reunía para la inauguración de un nuevo taller en el pueblo.

La junta militar aún no se ha pronunciado públicamente sobre el presunto ataque. CNN se comunicó con un portal de la junta militar, pero no recibió respuesta.

Fotos y videos compartidos por The Irrawaddy y otros medios locales muestran los cuerpos de las víctimas, así como edificios, vehículos y rocas destruidos tras el ataque aéreo. CNN no puede confirmar la autenticidad del video y las fotos.

El primer ministro de la Unión NUG, Mahn Winn Khine Thann, dijo en Twitter que estaba «abatido» por la «masacre aérea».

Miles de personas han muerto en Myanmar desde que el ejército recuperó el poder en un golpe de estado en febrero de 2021.

La junta derrotó a la líder democráticamente electa Aung San Suu Kyi, quien fue sentenciada a 33 años de prisión durante juicios secretos. Tomó medidas enérgicas contra las protestas contra el golpe, arrestó a periodistas, ocupó cargos políticos y realizó diversas actividades destacadas a favor de la democracia, lo que provocó la condena de las naciones unidas y grupos de derechos humanos.

Hace dos años, el país del sudeste asiático estaba protegido por la violencia y la inestabilidad. La economía se ha arruinado, con la fuga de alimentos, combustible y otros suministros básicos.

El mes pasado, EE.UU. Impuso un nuevo bloque de sanciones a dos personas con presuntos vínculos con el ejercicio y tres empresas de su propiedad, según un comunicado del Departamento de Estado.