sábado, abril 20

Herido un bombero al caerle un árbol encima cuando desarrollaba una intervención en Palencia

Las fuertes rachas de viento que se están registrando este martes en Castilla y León han provocado que un bombero de 35 años ha resultado herido al caer un árbol sobre él cuando realizaba una intervención en el kilómetro 3 del Camino San Román, en Palencia capital, según ha informado la sala del centro de emergencias Castilla y León 1-1-2.

Según han indicado los propios bomberos en la llamada de alerta, el herido se encontraba atrapado e inconsciente. La sala de operaciones del 1-1-2 ha dado aviso a la Policía Local de Palencia, al Cuerpo Nacional de Policía, a los bomberos para que acudieran con más efectivos para ayudar a su compañero, y a Emergencias Sanitarias – Sacyl, que envió una UVI móvil. En el lugar, el personal sanitario ha atendido al herido, trasladado al Complejo Asistencial de Palencia.

Por otra parte, en la localidad de salmantina de Nava de Francia, un varón ha resultado herido al recibir el impacto de un árbol derribado por la fuerza del viento cuando se encontraba junto a su vehículo, por lo que ha tenido que ser trasladado al hospital.

Además, en Valladolid, los bomberos han tenido que acudir a nueve avisos por caídas de ramas, de chapas de tejados y de cristales rotos de ventanas mal cerradas en la vía pública debido a las rachas de fuerte viento que se han registrado a lo largo de la tarde.

Alerta

Las rachas de viento -de hasta 120 kilómetros por hora en algunos puntos como Autilla del Pino (Palencia) o la Covatilla- han provocado que en algunas capitales como León, Salamanca o Segovia los ayuntamientos hayan decidido cerrar parques y zonas ajardinadas ante el posible peligro para los viandantes.

La alerta se mantendrá en las zonas de meseta de Castilla y León hasta las ocho de la tarde y se prolongará hasta medianoche en los sistemas montañosos, en los que se esperan rachas superiores a los 90 kilómetros por hora en provincias como León, Palencia y Burgos, que será mañana la única en riesgo por fuertes vientos, una alerta que se acotará sólo a la Cordillera Cantábrica. El jueves se mantendrá en este entorno y volverán también a Ávila, Salamanca y Soria.