sábado, abril 20

Urdiales y el reloj sin hora

El riojano cuaja una soberbia tarde y sale a hombros mientras que Talavante y Roca Rey se diluyeron en un tono gris

El riojano con el excelente cuarto, al que cuajó y cortó las dos orejas bmf

Ángel González Abad

Logroño

En la plaza de Logroño alguien se ha olvidado del reloj. Entras a la plaza, las nueve menos cuarto; suenan los clarines, las nueve menos cuarto; acaba la corrida, las nueve menos cuarto. Una plaza sin hora, sin tiempo, y ya se sabe lo …

Límite de sesiones alcanzadas

  • El acceso al contenido Premium está abierto por cortesía del establecimiento donde te encuentras, pero ahora mismo hay demasiados usuarios conectados a la vez. Por favor, inténtalo pasados unos minutos.


Volver a intentar




ABC Premium

Has superado el límite de sesiones

  • Sólo puedes tener tres sesiones iniciadas a la vez. Hemos cerrado la sesión más antigua para que sigas navegando sin límites en el resto.


Sigue navegando


Artículo solo para suscriptores